22 abril 2007

Ñoñerías 9 a 12: Los Demás


El ser ñoño no es óbice para ser más cosas, o al menos intentarlo. Los demás pueden pensar que ser ñoño implica poca sustancia, poco carácter, mucha ingenuidad, mucha ganas de endulzar sin motivo lo amargo y pocas ganas de asumir la cruda realidad. A mi me parece que la realidad se asume o no independientemente de cómo la traduzcamos luego, son problemas distintos. Traducirla en una buena cara ayuda casi siempre, a uno mismo y más a los demás.
De los demás el ñoño piensa bien a priori. Hace mucho que me cansé de la gente que piensa mal por defecto, el "piensa mal y acertarás", del vecino de arriba o del famoso omnipresente. Yo prefiero pensar bien y llevarme un chasco llegado el caso con el vecino y pensar para siempre bien del famoso al que nunca conoceré y que nunca me regalará por tanto chasco alguno. Prefiero no buscarle tres pies a las buenas acciones, no necesito echarlas abajo en un intento de justificar el hecho de que no soy yo quien las hago, no necesito dudar del beneficio real de tales acciones en otro intento de justificar lo mismo. Estoy bastante harto de justificaciones, del mirar para otro lado, del no tener la culpa nunca. No existe nada más falsamente acusado en este país que el empedrado, al que habría que escribir algún día una justa oda al inocente. Igual me animo algún día, quien mejor que un ñoño para hacerlo.
En las escuelas hace mucho que sobra alguna asignatura y falta la empatía como tal. No sé si se puede aprender, pero se podría intentar. Mientras tanto los afortunados que podemos permitirnos reflexionar alegremente podríamos practicarla más a menudo. No cuesta nada probar.

Las tres páginas mostradas a continuación aparecieron en su día en el inefable y pizpireto Ojodepez, en el mismo orden pertenecen a los números 62 "Supervillanos", 63 "Deformidades" y 64 "Vergüenza". No dejen de visitarlo amigos, no produce escozor, o lo produce del bueno.





12 comentarios:

Aza dijo...

Dani el Ñoño siempre estará en nuestros corazones, pequeño pero grande a la vez.

Pronto pondré en mi blog las cosillas y anécdotas acaecidas en el Saló, y a ver si otro año le vemos por allí, o por akí abajo, en los madriles ;)

LuC dijo...

joen tocayo, no vi lo del Qu4ttrocento :o ánimo con ello, y p'alante!

Saludos! :)

Dany el Ñoño dijo...

Dany el Ñoño está ya en muchos corazones y pintado en otras tantas dianas, pero en la diversidad está el buen hacer, dicen. O digo. A ver si es verdad que alguna vez voy a algún salón pues. O algo.

Luc, ¿no sabías lo de Quattrocento? Pero,pero,pero que poco autobombo me doy, eso tiene que CAMBIAR a no más tardar. Más p'alante ya no puedo darle porque está acabado pero se agradecen los ánimos.

Y la visita a los dos, gente :-)

Un saludo a la gente :-)

Jorge Iván Argiz dijo...

Muy buen material...

Y sí, será en junio/julio (ya sabes/sabéis de que hablo)

Un abrazo

Roberto González dijo...

Hombres, no había visto yo algunas de estas ñoñerías pues me paso sólo a veces por el Ojodepez. Me gusta la de arriba, una gran verdad y también la del Repollo, que es posiblemente una de las más mejores que he visto con este personajillo.

Las otras dos muy parecidas entre sí, pero bueno, no están mal. Estas sí que las conocía ya.

Dany el Ñoño dijo...

Jorge, sabemos de lo que habla, por lo menos tres personas, estoy por asegurarlo. Me alegro de que te guste el material.

Rober, es verdad, sí, que es una gran verdad, al menos a mí me lo parece. Seguiremos con las aventuras ñoñiles, aún hay que sacarle punta a muchos lápices de la vida. Apunten la frase que traerá cola.

Gracias por la visita al desván.

Un saludo :-)

Fresus dijo...

Diablos y diablesas, querido dany.

No habia descubierto este increible blog... y mire que le tengo linkado a su web en mi blog (que por cierto, POR FIN he conseguido renovar y actualizar como es debido) a ver si saco un ratillo y linko esto también

He alucinado con el proyecto de QU4TTROCENTO... madre mia...

Dany el Ñoño dijo...

Fresus, los desvencijados y húmedos tablones del suelo de este desván se vencen bajo el peso de su genialidad. Ya conocía su insólito blog pero hacía mucho que no entraba, le tenía olvidado me temo. Pondré todo mi ñoño empeño en que eso no vuelva a ocurrir y en cualquier momento añado su link a la ristra que cuelga del perchero con forma de jirafa sureña. Espero que se pase a vencer los tablones más a menudo.

Un saludo desvancijado :-)

Roberto González dijo...

Buenas, sólo informarle, señor Ñoño, de que le he colgado el marroncillo éste del "meme", al igual que al amigo fresus (más información en mi blog).

Por otro lado, ayer vi el último número de Q4TTROCENTO ¡y el nuevo tamaño mola mucho más que el antiguo! Ya sé que esto igual se lo tenía que decir más a jorge iván argiz, pero digo que has tenido suerte de qué te toque el cambio de formato. Se van a ver muy chulos tus dibujos (quiero decir, aún mejor).

Dany el Ñoño dijo...

Aunque "meme" me gusta como fonema, no creo que vaya a darle salida por aquí como le explico en su blog de aniversario. Demasiadas tensiones emocionales me embargan, por decir algo.
Es cierto que el formato de Quattrocento es más grande ahora pero por contra se pierden otras cosillas como el lomo y en el papel... Bueno, nos quedaremos con lo positivo, claro.

Gracias por la visita maese.

Un saludo :-)

Pablo Wan dijo...

Tu elocuencia me dejó soprendido, yo he llegado a esta página al escribir ñoño en el buscador, porque es un tema frecuente entre un amigo y yo, el definir al ñoño, considerándonos a nosotros mismos bastante ñoños.

Creo que hare visitas frecuentes a este blog.

Que la fuerza te acompañe.

P.D. Bien por el comentairo sobre Miyazaki

Atte. Pablo Wan

Dany el Ñoño dijo...

Curiosa manera de llegar al desván, me resulta difícil imaginar que alguien se interesara por "ñoño" en un buscador, alguien más que yo me refiero. Va a ser que no estamos solos en el universo, aunque sea por alguna galaxia muy muy lejana.
Gracias por la visita y el comentario, Pablo el Ñoño ;-)

Un saludo :-)